1. ¿Qué semestre asistió a OA? Semestre XIII

 

  1. ¿Cuál fue una de tus experiencias o momentos favoritos aquí? Como todos los ex alumnos que conozco, tengo tantos recuerdos increíbles de mi tiempo en OA, pero hay dos que se destacan particularmente en mi mente. Mis mejores recuerdos son cuando perseguía a nuestro profesor de historia natural, Ted, por el bosque. Recuerdo la primera vez que se fue, pensando: "¿Así será realmente la escuela?" yo estaba desconcertado y energizado ¡Se sentía demasiado bien para ser verdad! También recuerdo con mucho cariño la zambullida del oso polar, cuando saltamos al lago en un día helado hacia el final de nuestro semestre de otoño. Recuerdo sentirme tan tonta, tan animada y, por supuesto, con el agua helada, fue absolutamente estimulante. Un subidón de nada más que saltar en un poco de agua fría con amigos 🙂

 

  1. ¿Cuáles fueron algunos de los mejores aprendizajes de su tiempo aquí y qué se ha quedado con usted? OA realmente inspiró mi sentido de la aventura e incorporó este pensamiento de desafiar las convenciones que realmente se ha quedado conmigo hoy. Con demasiada frecuencia veo personas que dejan que los estándares sociales definan su camino a seguir y luego se sorprenden cuando el resultado no es inspirador. Poder asistir a OA me mostró que incluso algo convencional y obligatorio, como la escuela, se puede abordar de una manera poco convencional. OA también me dio la confianza para buscar estos caminos no convencionales y el consuelo de saber que habría personas que me apoyarían.

 

  1. ¿Ha influido o inspirado su carrera y pasatiempos ahora? ¿Cómo es eso? Tanto mi vida como mi vida laboral son bastante poco convencionales. Después de vivir en la ciudad de Nueva York durante 5 años, trabajando en publicidad y comunicaciones, salí a la carretera con mi pareja. Pensamos que nos tomaría 6 meses explorar diferentes países, con el objetivo final de elegir un nuevo lugar para vivir, en algún lugar fuera de los EE. UU., donde conseguiríamos trabajos en agencias de publicidad. Sin embargo, durante nuestros viajes, nos dimos cuenta de dos cosas: la primera era que nos gustaba más cualquier lugar que un lugar. Realmente no podíamos decidir en qué ciudad sería más agradable vivir para nosotros. Lo segundo que nos dimos cuenta fue que había varias personas que querían trabajar con nosotros y no les importaba de dónde veníamos, o si trabajáramos a distancia. Y así, después de 6 meses de viaje, en lugar de detenernos en algún lugar, fundamos Genius Steals, una consultoría creativa nómada. Nuestra indecisión sobre la ubicación se convirtió en un beneficio de estilo de vida: no hemos tenido un apartamento desde marzo de 2013: hemos pasado más de 6 años viajando a ~ 40 países, explorando culturas y trabajando con compañías de Gibson Guitars a Google, de Nestlé a ¡startups de las que no podemos hablar!

 

  1. ¿Puedes contarme un poco sobre lo que estás haciendo ahora? ¿Por qué es importante este trabajo para ti? Alrededor de un tercio de nuestro trabajo consiste en hablar en público, en conferencias y empresas, desde 3M hasta Air New Zealand, para inspirar a las empresas a pensar de manera diferente sobre la creatividad y la innovación, y a menudo en relación con el impacto de la tecnología. Otro tercio se compone de talleres prácticos, que profundizan un poco más en temas similares, para ayudar a las empresas a crear prácticas y herramientas que les ayuden a trabajar de manera más inteligente en lugar de esforzarse más. Esto podría ser con el presidente de Coca Cola y sus subordinados directos, o con una tienda de medios de 300 personas en Nueva Zelanda. Y el otro tercio es la consultoría de marca y de negocios, que es un gran truco. Hemos trabajado en el desarrollo de nuevos productos con el cuidado de la piel Olay en el mercado de Asia Pacífico, campañas de contenido para los Juegos Olímpicos y trabajamos con empresas de comunicaciones de todo el mundo para ayudarlas a preparar su negocio para el futuro. Nuestra empresa se llama Genius Steals porque creemos que la originalidad es un mito: nada surge de la nada. Pero no se puede inventar sin inventario. Viajar nos ayuda a expandir nuestro propio adyacente posible: no puedes mirar debajo de una roca si no sabes que la roca existe.

 

  1. ¿Qué consejo le darías a un futuro estudiante de OA? El ego es una fuerza poderosa, y también lo es el impulso. No seas prisionero de tus propias preferencias. Encuentre maneras de desafiar sus propias creencias, sus gustos y aversiones. Enséñate a sentirte cómodo con la incertidumbre y recuerda que equivocarte no siempre es algo malo. Pero en última instancia, creo que Dallas Clayton, un artista de libros para niños, tiene el mejor consejo. Él dice: “Haz una lista de las cosas que amas. Haz una lista de las cosas que haces todos los días. Comparar. Ajustar en consecuencia." Cómo pasas tus días es cómo pasas tu vida, y es importante invertir en construir una vida que ames. Fabricar su vida el trabajo de tu vida.
Compartir